EDITORIAL

Qué buscamos en los alimentos que elegimos?
El nuevo paradigma del consumidor consciente

Mucho se viene hablando estos últimos años sobre el nuevo paradigma en la alimentación.
Sin lugar a dudas, la búsqueda por lo natural y saludable es premisa a la hora de elegir lo que vamos a consumir.
Hoy por hoy no solo buscamos que los alimentos tengan la función de saciar una necesidad básica, queremos que nos nutran y que nos permitan tener una salud digestiva adecuada.
En este último punto, estudios de campo muestran que el nuevo consumidor se interesa especialmente por mejorar su estilo de vida, su inmunidad y mejorar los niveles de energía.

Tomando en cuenta la coyuntura en la que nos vimos envueltos este último tiempo (coronavirus) el tema de la inmunidad es fundamental para poder estar “preparados” – al menos desde nuestro lugar- ante este tipo de flagelos.

Hoy queremos saber que comemos, que ingredientes tiene lo que comemos y como está hecho.

En línea con esto las proteínas vegetales, probióticos e ingredientes naturales son clave.
Desde nuestros inicios y hasta hoy estamos 100% convencidos que el camino de lo natural es sin duda la mejor alternativa. No sólo para cada individuo, sino también para la comunidad toda.
Por eso, la aplicación de productos biológicos es parte de nuestra esencia. Los fermentos para fabricación de cárnicos y lácteos que venimos ofreciendo hace larga data da cuenta de ello.

En un sentido más macro, recientemente hemos incorporado otra línea de productos biológicos para reducción de contaminantes en aguas residuales y suelos contaminados. Las que resultan una colaboración para las políticas de RSE de la comunidad industrial.

Al mismo tiempo y como parte de nuestra impronta innovadora se están probando aplicaciones en el agro tanto para maduración de frutas y biofertilización basados en productos naturales.

Otra cuestión clave para mejorar la salud, es la reducción de sodio. Un dato no menor es que el 65-70 % aproximadamente de la sal que consumimos, proviene de los alimentos procesados e industrializados.
Si bien la ingesta de sodio es necesaria para el buen funcionamiento del cuerpo humano, se sabe que el exceso es altamente peligroso sobre todo para determinadas patologías crónicas.

En este punto desde Amerex venimos desarrollando productos que permiten disminuir el uso de sodio en alimentos procesados, sin por ello alterar sus características y sabor original.

A su vez, otro aspecto a tener en cuenta son los antioxidantes naturales como alternativa eficaz y saludable para utilizar en la industria alimenticia.
Es bien conocido que los antioxidantes juegan un papel clave en el mantenimiento de la integridad del sabor y color de los productos alimenticios. En sintonía con esto, los naturales son una excelente opción para proteger la calidad nutricional de los alimentos, manteniendo mejor sabor, aspecto y garantizando una mayor durabilidad. Ejemplo de ello es el extracto de Romero con más de 25 aplicaciones para carnes, aceites y snacks.

Haciendo referencia a la comunicación con este consumo consciente y saludable, el concepto de “etiqueta limpia” y amigable ha venido ganando terreno.
En este sentido se busca proporcionar información clara, limpia, entendible y precisa sobre los ingredientes que componen el producto. Debe ser posible de leer y comprender, sin necesidad de traducción. Con una lista de ingredientes lo más corta posible y sin aditivos químicos.

En conclusión y para cerrar, este nuevo contexto del consumidor presenta un gran desafío para la industria alimenticia y sus proveedores de ingredientes.


Desde Amerex creemos firmemente que resulta una oportunidad para seguir desarrollando alternativas naturales, que brinden beneficios no solo para las personas sino para la comunidad industrial.